La carrera estuvo bastante fluida y el recorrido fue un acierto. Espero que lo conserven para los siguientes años. La altimetría presagiaba una tragedia para mí: 10 Km de bajada + 10 Km de subida! Los que corren en el Bosque de Tlalpan no tuvieron problema (se la pasan corriendo 400 ms de bajada y 400 ms de subida, en su pistita para hamsters), pero los que solemos entrenar en cintas sufrimos cañón (ni pex, tendré que pegarle al pavimento más seguido).

Como es mi primera carrera del día del padre no sé qué sea tradicional en ella o no. A mí se me hizo un gran detalle el que hubiese un mariachi casi cada 2 Km…solo en México, me cae!

Otra cosa curiosa es que el pavimento se ponía resbaloso en las zonas de rehabastecimiento de Gatorade. O nunca me hábía dado cuenta, o el clima hizo que pasara en esta ocasión. A mi me dio algo de miedo (sobre todos después de mi azotón en la carrera nocturna).

¿Qué onda con la gente que carga su cinturón con 20 botellitas de agua? Si vas a correr a la Marquesa voy de acuerdo: no siempre encuentras un puesto de quesadillas para recargar el tanque. Pero en una carrera en la que avisan que te van a dar agua cada 2.5 Km, ¿para qúé gastarse? Se me hace algo así como ir a formarte a la casilla electoral para depositar tu voto nulo.

Los organizadores tuvieron una gran idea al convencer a Perisur de abrir el estacionamiento desde temprano. El problema fue que a la gente de Perisur se les fue el avión. Yo llegué a Perisur a las 6:00, solo para encontrarme conque SOLO UN ACCESO de Perisur estaba abierto (y para acabarla, era el único acceso que los organizadores de la carrera dijeron que iba a estar cerrado). Tardé 40 minutos en entrar al estacionamiento, una vez que a alguno de los polis de Perisur se le prendió el foco y abrió otros accesos.

Y para culminar con el problema del estacionamiento, la delegación tuvo la idea (sensata, debo reconocerlo) de no dejar salir a nadie de Perisur antes de las 11 de la mañana, hasta que el último corredor (¿caminador?) hubiese cruzado la meta. ¿Qué pasó a las 11? Que 11,000 corredores con sus familias quisieron salir todos al mismo tiempo de Perisur…otro caos.

Los héroes de la carrera son, como siempre, las personas de los abastos de agua, Gatorade, comida, medallas, etc. Y los superhéroes son las personas que se ponen a la orilla de la carrera a echar porras a 11,000 desmañanados idiotas que corren sin motivo alguno. Hasta a mí, Mr. Grinch Scroodge, me conmueven esos gestos espontáneos.

Todo bien: regreso cuando quieran. Nada más que para la otra, me voy en taxi y me regreso a ver cómo. Ni loco me llevo el carro!

Anuncios